martes, 21 de mayo de 2013

Jabón de aloe vera y árbol de té


La planta de aloe vera estaba en su punto y había recibido aceite esencial de árbol de té.




Sabía, por un lado, que el aloe vera contaba entre sus propiedades con las de combatir los efectos de las quemaduras, las infecciones por hongos, picaduras de insectos y además era cicatrizante.
Y por otro lado sabía que el aceite de árbol de té es un poderoso agente antiséptico, antiviral y fungicida natural que se utiliza entre otras muchas cosas como cicatrizante en quemaduras, rasguños, para combatir los hongos de los pies, contra las irritaciones en el cuero cabelludo y las picaduras, así como para tratar algunos problemas de la piel (acné, forúnculos, dermatitis, herpes y eczemas).
Teniendo a mano estos dos portentos decidí mezclarlos y crear un jabón en el que sus múltiples propiedades se apoyen y complementen junto a otros ingredientes habituales como los aceites de oliva, de coco, y de almendras dulces, la manteca vegetal, agua de lluvia e hidróxido de sodio.
El resultado es bastante satisfactorio.



Al usar este jabón en seguida se observa una abundante y cremosa espuma que, si dispones de algo de tiempo, puedes amasar en tus manos hasta convertirla en una especie de crema que tu piel va absorbiendo poco a poco hasta el punto de no necesitar agua para aclararte pues la piel hará que desaparezca completamente.






 

Maiveral Copyright © 2008 Black Brown Art Template by Ipiet's Blogger Template